Caída de Pelo

El pelo es una fibra compuesta principalmente por proteínas y se forma en la parte media de la piel en lo que se denomina folículo pilosebáceo.
En el cuero cabelludo tenemos entre 100 mil y 120 mil folículos, y cada uno de ellos puede dar origen a uno, dos o tres pelos.

¿Es normal que el pelo se caiga?

En condiciones normales el pelo crece 1 centímetro por mes, pero no todos los pelos del cuero cabelludo están creciendo al mismo tiempo.
El 90% de los pelos crece mientras que el 10% restante está en una fase de reposo sin crecer.
Cuando esos pelos que descansaban finalizan el reposo (normalmente dura 2 ó 3 meses), se caen y son reemplazados ahora sí, por pelos bien activos que crecen continuamente.
Ese crecimiento es de duración variable -dependiendo de cada persona, del clima y época del año-, y puede durar de 2 a 6 años; es por eso que ciertas personas pueden tener el pelo bien largo mientras que en otras la longitud del pelo tiene cierto límite.

Como te contamos, hay un número pequeño de pelos (50-100) que habitualmente se cae por día ya que terminan su fase de descanso y son reemplazados por nuevos cabellos que empiezan a crecer.
Si creés que perdés pelo en exceso o ves que tu cabello está cada vez más fino, es conveniente que consultes al dermatólogo para que analice el motivo de la caída y establezca la mejor forma de solucionar el problema.
La pérdida o disminución de la densidad del pelo se denomina Alopecía.

La pérdida o disminución de la densidad del pelo se denomina Alopecía.
El tipo de calvicie más común en el hombre es la denominada alopecía androgenética (AAG). El 95% de los hombres la sufren como causa de la acción de las hormonas masculinas (andrógenos) en personas genéticamente predispuestas.
Esta predisposición puede heredarse tanto de la línea paterna como materna.

La caída se inicia en el vértex –conocido comúnmente como la coronilla- o en la región frontal -entradas-.
Con el paso del tiempo la alopecia se hace progresiva y avanza si no se inicia tempranamente un tratamiento adecuado.
El cabello se torna cada vez más fino y corto, con una disminución de la cantidad de pelos comparada con los que hubo siempre.
Los pelos de la región posterior y lateral de la cabeza no se caen, ya que no son afectados por la acción de las hormonas masculinas.

Aunque existe una predisposición hereditaria, esto no impide que los tratamientos dermatológicos modernos puedan detener y revertir la caída del pelo si son implementados a tiempo.

A continuación te mostramos cuáles son los patrones más frecuentes de caída de pelo en el hombre y su evolución.

Grados de Alopecía Androgenética (AAG)

Existen tratamientos médicos para la pérdida de pelo; se pueden indicar lociones, ciertos medicamentos vía oral, aminoácidos, mesoterapia capilar y plasma rico en plaquetas.
La mesoterapia capilar se trata de la aplicación mediante micropunturas en el cuero cabelludo de distintas medicaciones que permite obtener un efecto local minimizando al máximo los efectos adversos sistémicos.
El tratamiento con plasma rico en plaquetas es un nuevo procedimiento médico autólogo, es decir que se realiza únicamente con una sustancia propia del paciente. Con este tratamiento se logra mejorar la calidad del pelo del paciente y se ayuda a detener la caída activa.
Dependiendo del grado de caída, el dermatólogo indicará un tratamiento adecuado.

Mitos y verdades

"Lavarte el pelo todos los días hace mal al cuero cabelludo o puede generarte caída":
Esto completamente FALSO. Así como debes higienizarte la piel del cuerpo todos los días, es necesario hacer lo mismo con el cuero cabelludo para que tu pelo esté limpio y saludable. Cuando uno se lava la cabeza, ve que caen algunos pelos; éstos iban a caer en las próximas horas, y esta pérdida no es por el lavado mismo. Es absolutamente normal que caigan algunos pelos cuando te bañás.
Si notás que esta pérdida de pelo se hace excesiva, tenes que consultar con tu dermatólogo.

"La seborrea hace caer el pelo":
Totalmente FALSO. No se ha comprobado que exista relación alguna entre la grasitud del cuero cabelludo y la pérdida del cabello. Tampoco es cierto que la seborrea sea producida por los alimentos que comemos y la grasitud no depende para nada de la dieta. De todas maneras, la seborrea se controla utilizando ciertos tipos de productos adecuados; consultalo con el dermatólogo.
Cuando hay una cantidad importante de costras asociadas a inflamación y picazón del cuero cabelludo, puede aumentar la caída del pelo.

"Si me rapo, me crece con más fuerza":
Esto es completamente FALSO. El pelo va a crecer de igual manera sin importar el largo del mismo.

Lamentablemente numerosas personas con alopecía androgenética no consultan al dermatólogo y realizan tratamientos inadecuados sin fundamento científico que los llevan al fracaso en la lucha por conservar o recuperar el pelo.
Por eso, si creés que tenés alopecía androgenética es necesario que vayas tempranamente al dermatólogo.

Al igual que los hombres, las mujeres que tienen cierta predisposición genética pueden presentar alopecia androgenética femenina, actualmente llamada alopecia con patrón femenina. El patrón de caída en la mujer es más difuso que en el hombre. La alopecia es progresiva y el pelo se vuelve cada vez más fino, corto y difícil de peinar, perdiendo su calidad.

Alopecía Androgenética Femenina (AAG)

Resulta muy importante identificar las causas de la caída, ya que de eso dependerá el tratamiento que se indique y su nivel de éxito.

Existen numerosos motivos por los que el pelo puede caerse;

  • malos hábitos o desórdenes alimenticios
  • cierto tipo de infecciones
  • fiebre muy alta
  • ciertos medicamentos
  • problemas de tiroides
  • anemia
  • cambios hormonales como, por ejemplo menopausia

En las mujeres que presentan caída de pelo asociada al acné y a la aparición de vello en cara o mamas, el dermatólogo deberá solicitar un análisis de sangre para controlar la acción hormonal.
Otra causa frecuente de caída de pelo en las mujeres es el posparto.
También la caída o pérdida de la calidad del cabello puede evidenciarse con la toma de ciertas pastillas anticonceptivas o un par de meses después de suspender la mismas.
Otra causa muy común es el stress; el estilo de vida acelerado, las preocupaciones o situaciones puntuales de stress son un factor desencadenante para la caída de pelo en mujeres.

Tanto la alopecia posparto como la producida por los anticonceptivos orales es reversible; charlalo con el dermatólogo.
Existen tratamientos médicos para la pérdida de pelo en mujeres –que son distintos a los que se realizan en hombres-; el dermatólogo podrá indicar lociones, ciertos medicamentos vía oral, aminoácidos, mesoterapia capilar y plasma rico en plaquetas.
La mesoterapia capilar consiste en la aplicación de medicamentos en bajas dosis mediante micropunturas directamente en el cuero cabelludo, obteniendo así un buen efecto local, minimizando al máximo los efectos adversos sistémicos.
El tratamiento con plasma rico en plaquetas es un nuevo procedimiento médico autólogo, es decir que se realiza únicamente con una sustancia propia del paciente. Con este tratamiento se logra mejorar la calidad de pelo del paciente y se ayuda a detener la caída activa.
Dependiendo del grado de caída, el dermatólogo indicará un tratamiento adecuado.

El tener malos hábitos en el cuidado del pelo puede representar una causa de caída. Por eso:

  • Utilizar el pelo atado de manera tirante durante varias horas puede resultar perjudicial para la salud de tu pelo
  • Toquetear de manera continua e innecesaria el pelo puede ser una de las causas de la alopecía en mujeres
  • El abuso de secadores de pelo, planchitas, tinturas, permanentes y/o decolorantes son, sin dudas, las principales causas del debilitamiento y la pérdida de la calidad de tu pelo. Si se utilizan correctamente y en forma espaciada no deberían generar problemas
  • La utilización de alisados permanentes o shocks de keratina que contienen formol en mayores o menores concentraciones resultan dañinos para la salud de tu pelo

Tips para el cuidado de tu pelo

  • La mejor manera de peinarlo es eligiendo peines con dientes separados, evitando los cepillos
  • Utilizar un buen acondicionador va a ayudarte a que el pelo sea más manejable y fácil de peinar y así evitarás tironeos bruscos que pueden ocasionar caída del pelo
  • Cuando el pelo está húmedo es más frágil, por lo que es mejor secarlo delicadamente con la toalla y no hacerlo tan enérgicamente

MITOS SOBRE EL PELO

"Lavarte el pelo todos los días hace mal al cuero cabelludo o puede generarte caida": Esto completamente FALSO. Así como debes higienizarte la piel del cuerpo todos los días, es necesario hacer lo mismo con el cuero cabelludo para que tu pelo esté limpio y saludable. Cuando uno se lava la cabeza, ve que caen algunos pelos; éstos iban a caer en las próximas horas, y esta pérdida no es por el lavado mismo. Es absolutamente normal que caigan algunos pelos cuando te bañás.
Si notás que esta pérdida de pelo se hace excesiva, tenes que consultar con tu dermatólogo.

"La seborrea hace caer el pelo":
Totalmente FALSO. No se ha comprobado que exista relación alguna entre la grasitud del cuero cabelludo y la pérdida del cabello. Tampoco es cierto que la seborrea sea producida por los alimentos que comemos y la grasitud no depende para nada de la dieta. De todas maneras, la seborrea se controla utilizando ciertos tipos de productos adecuados; consultalo con el dermatólogo.

"Usar el pelo largo produce más caída":
Esto no es así. No tiene nada que ver el largo del pelo con la caída. Muchas personas con pérdida del cabello creen que esto se debe a que usan el pelo largo, y deciden cortarlo para ver si así logran revertir el cuadro. Pero la caída no está relacionada con la longitud del pelo, lo que sucede es que cuando el pelo está corto es más difícil de darse cuenta cuando se cae.

Si notás excesiva caída o afinamiento de tu pelo, es fundamental que consultes con el Dermatólogo, que es quien hará un correcto diagnóstico de las causas y así podrá indicarte un tratamiento adecuado.

También podes leer...

CONSULTAS